EL YIN Y YANG DE LA DIGESTIÓN

Yin_yang.svg

Para cada conducta, dinamismo o afecto, parece existir una hormona que lo desencadena y otra que lo modula.

En esto consiste el prototipo dela leptina y la ghrelina. El Yin y Yang de la digestión con todas sus preguntas que aún permanecen sin contestar.

Existen tres sistemas que a nivel de nuestro sistema nervioso central regulan nuestropeso.

  • Un sistema mensajero (leptina) que informa al cerebro la cantidad de grasa periférica de nuestro cuerpo.
  • La intercomunicación dentro de nuestro cerebro.
  • Un sistema ejecutor.

Pero hablaré de dos hormonas, la leptina y la ghrelina.

 

LEPTINA
Es una hormona de muy reciente descubrimiento (1994) que trabaja a nivel del sistema mensajero y que requiere de un receptor en nuestro cerebro y se encarga de regular el peso de nuestro cuerpo.

Producida por el tejido adiposo.

A través de diversos estudios se pudo comprobar que la leptina tiene participación activa e induce la baja de peso.

Igualmente se demostró una estrecha correlación entre la leptina, el peso y la grasa corporal.

Esto nos lleva de la mano a ver que la leptina está regulada por el balance energético de nuestro cuerpo más que por comer muchísimo o por ayunar.

Los niveles de leptina y la grasa del cuerpo tienen una enorme correlación. Otros factores (el sexo, la variación diurna y la concentración de insulina en el suero) presentan una correlación en menor grado.

En el obeso se encontró que existe un defecto en el receptor de la leptina en el cerebro y por ese motivo los transportadores de leptina se saturan y no pueden llevar la leptina al cerebro mandando una señal a nuestro cuerpo de exceso de leptina circulante y eso favorece aún más la obesidad. Se le ha llamado el síndrome de resistencia a la leptina.

PS: Resistencia a la leptina como causa de obesidad: Una deficiencia congénita de leptina debida a una mutación en el gen que la produce, determina una obesidad masiva, similar a la que se produce en los ratones. Estos individuos se caracterizan por presentar profunda hiperfagia y obesidad; algunos presentan hipogonadismo hipogonatrópico.

Una mutación en el receptor de la leptina ha sido descrita y se caracteriza por producir hiperfagia y obesidad.

Como había sido sugerido por Coleman en sus estudios iniciales, el ratón db/db (ratón obeso y diabético) produce leptina pero tiene una insensibilidad hipotalámica a sus efectos, es decir un modelo de leptino-resistencia. En humanos, si bien recientemente se describieron casos de obesidad severa por ausencia de leptina, este modelo de leptino-resistencia sería el ampliamente predominante, probablemente por defectos a nivel del receptor.

Se ha sugerido que la obesidad se produce porque después de ciertas concentraciones de leptina su sistema de transporte hematoencefálico se satura o porque se desarrolla una alteración en sus receptores en el plexo coroideo.

Debido a este estado de resistencia es que la gran mayoría de los obesos tienen un apetito exagerado (hiperfagia) a pesar de tener un exceso de leptina, o sea, esta hormona manda una información que no es registrada por el cerebro produciendo una disminución en la respuesta. Sus niveles hemáticos pueden estar elevados en la obesidad, por insensibilidad de los receptores hipotalámicos, o por defecto en el sistema de transporte hacia el sistema nervioso central. Una alteración en su producción o una resistencia a su acción en el hipotálamo pueden originar sobrepeso y obesidad. 

Las concentraciones de leptina en el líquido cerebroespinal se encuentran elevadas en los pacientes con exceso de grasa corporal pero generalmente es más baja que las concentraciones del suero. La proporción de leptina en el líquido cerebroespinal a las concentraciones de leptina de suero también parece ser más bajo en los obesos.

En estos momentos la leptina sigue en estudio y solo se puede dar en forma inyectada, ya que es un “péptido” y si se da por vía oral se descompondría por las enzimas del aparato digestivo.

¿Cómo Se Vuelve Resistente a la Leptina?
Usted puede volverse resistente a la leptina por medio del mismo mecanismo general que lo vuelve resistente a la insulina- por la continua sobrexposición a altos niveles de la hormona. Si usted lleva una alimentación rica en azúcar (fructosa particularmente), granos y alimentos procesados- el mismo tipo de alimentación que también aumentara la inflamación en su cuerpo- dado a que el azúcar se metaboliza en sus células de grasa, la grasa libera oleadas de leptina.

Con el tiempo, si su cuerpo es expuesto a demasiada leptina, se volverá resistente, de la misma forma en que su cuerpo se vuelve resiste a la insulina.

La única forma conocida para restablecer adecuadamente la señalización de la leptina (e insulina) es evitando esas oleadas y la única forma conocida es por medio de la alimentación. Como tal, la alimentación puede tener un efecto más profundo en su salud que cualquier otro tratamiento médico conocido.

Una estrategia de alimentación integral, como lo detallo en mi plan nutricional gratuito, que se base en grasas saludables y evite los aumentos de azúcar en la sangre junto con suplementos específicos mejorará la sensibilidad a la insulina y la leptina para que su cerebro pueda escuchar nuevamente las señales de retroalimentación de estas hormonas.

 

GHRELINA
Es una hormona producida principalmente por P/D1 célula que recubre el fondo del estómago humano y las células del páncreas que estimula el hambre.

Los niveles de ghrelina aumentan antes de comer y disminuye después.

La ghrelina se produce también en el núcleo arqueado del hipotálamo, donde se estimula la secreción de hormona de crecimiento dela glándula pituitaria anterior. Los receptores de la ghrelina se expresan en las neuronas del núcleo arqueado y el hipotálamo lateral. El receptor de la ghrelina es un acoplado de proteínas G del receptor, antes conocido como el receptor de GHS (hormona de crecimiento receptor de secretagogos).

La hormona ghrelina no sólo estimula el cerebro provocando un aumento del apetito, sino que también favorece la acumulación de lípidos en la grasa visceral, aquella que se sitúa en la zona abdominal y está considerada la más nociva.

La ghrelina juega un papel importante en neurotrophy, particularmente en el hipocampo, y es esencial para la adaptación cognitiva a entornos cambiantes y el proceso de aprendizaje.

Se ha convertido en la primera hormona del hambre en circulación. La ghrelina y sus sintéticos miméticos (los secretagogos de la hormona del crecimiento) aumentan la ingesta de alimentos y la masa grasa mediante una acción ejercida en el nivel del hipotálamo. También activa el mesolímbico dopaminérgico-colinérgico enlace recompensa, un circuito que comunica los aspectos hedónicos y el refuerzo delas recompensas naturales, tales como alimentos, así como de la drogas adictivas, como el etanol.

by Fran y Andrey

Fuentes:
Scielo.org.bo
Español.mercola.com
Obesidad.net
Eurekalert.org
News-medical.net

Advertisements

El acento al hablar idiomas

ca15040.jpg

El acento al hablar idiomas extranjeros está relacionado con las representaciones silábicas en la mente de las personas durante el aprendizaje de una o más lenguas en la infancia y la disminución de la utilización de áreas del cerebro dedicadas a esas operaciones.

Estas son algunas de las conclusiones de un estudio por el Centro Nacional de Investigaciones Científicas de Francia (CNRS). La investigación señala que los niños bilingües antes de los cinco años son los que tienen una mejor oportunidad de aprender las representaciones silábicas de dos idiomas, evitando el acento al momento de hablar uno de ellos.

Fuente: CNRS
by Fran